Mi razón de ser

Escucha...
¿Oyes el silencio?

Mira...
¿Ves la oscuridad?

Huele...
¿Percibes el dolor?

Toca...
¿Sientes el miedo?

Prueba...
¿Saboreas el amor?

Siente...
¿Te atreves a hacerlo?

Mis mininos

Búscate

23.9.12

No existe la perfección, dicen


Dicen que
no importan las veces que hemos dejado marcadas las huellas,
sino las que las hemos borrado;
no importan las veces que nos hayamos tropezado,
sino las que hemos mantenido el equilibrio;
no importa que nos hayamos caído,
sino que nos hemos levantado;
y no importa cometer un error,
sino encontrar la forma de enmendarlo.

Dicen que
nadie es perfecto;
y es verdad.
Pero las personas se confunden,
dicen,
y entienden la perfección
como algo cotidiano
y alcanzable
(excepto para ellos).

De nuevo,
dicen que no importa si hemos cometido mil errores,
porque cometemos errores
por naturaleza.
¿Qué mas da
mientras haya alguien que lo entienda?
Eso dicen.

Pero cuando ese alguien se aleja
dejan de decir,
y notamos como va menguando
su presencia,
de nuevo nos sentimos vacíos,
solos,
desnudos y expuestos.
Y ya nadie dice nada.
Nadie se atreve a decir
que los vasos no se vacían,
los papeles no se alisan
y la memoria nunca olvida

Nunca dicen que hay un momento en que
ya no importa lo que hagamos
sino qué hemos hecho.
Eso nunca lo dicen.

22.9.12

Memorias de un Vodka


Una mujer salió de su casa
arreglada,
con el vestido que le dejaba la espalda al descubierto
y esos zapatos de tacón que le hacían daño,
pero no demasiado.

Sus pasos (no ella)
le dirigieron hasta el garito,
aquel que abría hasta altas horas de la madrugada,
donde estaba el camarero simpático
que le decía si no era muy joven para estar allí;
pero no era joven,
sus ojos habían visto mucho.

Pidió lo de siempre:
vodka.
Se deslizaba caliente por su garganta
e iba atontando poco a poco sus sentidos.
Hasta atontar el equilibrio
y el propio sentido del
ser.

Su memoria se vio carcomida por el
mitigante efecto del alcohol
cuando despertó a la mañana siguiente
en cama ajena,
persona ajena,
vida ajena.
Pero todo era suyo:
cama, persona y vida;
tumba, alma y muerte.
Había dormido sola.

De vez en cuando,
muy de vez en cuando,
se preguntaba qué hacía:
vagando de un lado para otro
dándose cuenta, pero sin hacer caso
de que su vodka le hacía olvidar,
pero a la mañana siguiente
se despertaba con resaca
y los mismos problemas.

15.9.12

¡Abiertas las votaciones para el I concurso de "El club de las escritoras"!

¿Recordáis que me apunté a un concurso literario con un poema?
Bien, desde ayer quedaban abiertas las votaciones para dicho concurso, ¡pasaos, leed los distintos poemas y votad!
El poema que envié es Los cuerpos sin dueño. Votadlo si os gusta en la siguiente dirección:
¡Clica!

10.9.12

Diez de septiembre. Día mundial de la prevención del suicidio.

Desde este blog, y con todo mi apoyo, cariño y ánimo, doy a conocer el día mundial de la prevención del suicidio. Es un día muy poco conocido (injustamente), pero muy importante para la concienciación de que hay personas que no pueden superar sus problemas y optan por eliminarse para no seguir cargando esos problemas.
Aproximadamente tres mil personas se quitan la vida diariamente. Es una cifra preocupante, pero más preocupante es que por cada persona que se suicida, hay veinte que lo han intentado al menos una vez. 
El suicidio se ha convertido en una de las grandes causas de muerte prematura. Es muy importante que la gente tome conciencia de este problema, que es real, y no algo imaginario que sólo le ocurre a extraños.


LA TRISTEZA ES UNA ENFERMEDAD MORTAL
DESDE MI BLOG, ÁNIMO A TODAS LAS PERSONAS CON ESTE PROBLEMA

7.9.12

¿Recuerdas la primera vez que nos tomamos de las manos?

Todos los hechos narrados a continuación son absoluta e increíblemente reales.

Hacía tres días que me habías besado por primera vez.
Y de nuevo estabas allí, esperándome. Te vi desde el pasillo de la salida. Llevabas... ¿una rosa? en los labios. Sonreí pensando en qué se te ocurriría hoy para sacarme una sonrisa.
Te di un abrazo, recuerdo, aunque no recuerdo si te besé en los labios. Intenté quitarte la rosa pero la cogiste tú y me dijiste: ¡no!, es un juego; después te explico las normas. Ven.
Echaste a andar calle abajo y, tras unas décimas de segundo estupefacta, te seguí. Andábamos a paso lento, sin prisas, por la acera.
Y recuerdo que me miraste, sonreíste y me tomaste de la mano. Y me acuerdo tan bien porque me dio una especie de escalofrío raro por el costado derecho (ibas a mi derecha, me acuerdo muy bien).

Luego nos sentamos y volviste a poner la rosa entre tus labios y me dijiste que no la podía tocar con las manos, pero te la tenía que quitar. Creo que tu intención era que te diera tal beso que te obligara a soltarla, pero fui más pilla y mordí el tallo para que cayera. Canté victoria demasiado pronto, supongo. Al fin y al cabo, no hemos dejado de besarnos desde ese octubre.

W. S.

Si no recuerdas la más ligera locura en que el amor te hizo caer, no has amado.

Esas travesuras tontas que, aunque los padres las regañen, ellos mismos las han cometido (hipocresía). Es como Alicia: todos le dijeron que se estuviera quieta y ella siguió al conejo blanco hasta el país de las maravillas. Es exactamente lo mismo.
Porque cuando Alicia es la protagonista, es ingenua y se siete perdida en el país de las Maravillas, el amor, en cuanto aparece, se vuelve ingenuo, preocupadizo, novato y perdido en un torrente de emociones. Además, como el conejo blanco, siempre llega tarde; o, por lo menos, más tarde de lo que a los amantes les hubiera gustado. Se parece al gato de Cheshire porque siempre estuvo ahí, pero nunca lo vimos hasta que se hizo visible. A los reyes de Corazones, porque... en fin, sin palabras. Como la oruga, es sabio pero a la vez está loco, tiene que compensarse algunas veces de algo de cerebro. Los gemelos son como las almas de los amantes, gemelas. Y el grupo de no cumpleaños del amor es que no hay un día en el año para celebrar, sino se celebra todos los días simplemente porque existe.

Besarte, del verbo quiero (análisis verbal)

Yo quiero besarte (y me dejas).
Tú quieres besarme (y lo hacemos).
Ella quiere besarte (pero tú sólo me quieres a mí).
...
_______________________________

Besarte, dulce querer
del alma humana.

Besar:
Impersonal -no hay quien lo iguale-,
primera conjugación -no hay manera de no tenerle en primer lugar-,
bisílaba -amor son dos-,
del verbo querer.

Yo (te) beso:
Primera persona -me gustaría ser-
del singular -como él-
del presente simple -y pretérito y futuro perfectos compuestos por nosotros-
en modo indicativo -o imperativo; siempre estuve destinada a conocerte-
del verbo querer.
Al que se le ha agregado
el pronombre personal -tunombre-
indirecto -o directo a sus labios-
"te" (quiero),
de segunda persona -mentira-
del singular -amor-.

Besarte, del verbo quiero.
Besarte, quiero.
Quiero besarte.
Perífrasis querer besarte.
Te quiero besar.
Te quiero.
Te.
Tú.