Mi razón de ser

Escucha...
¿Oyes el silencio?

Mira...
¿Ves la oscuridad?

Huele...
¿Percibes el dolor?

Toca...
¿Sientes el miedo?

Prueba...
¿Saboreas el amor?

Siente...
¿Te atreves a hacerlo?

Mis mininos

Búscate

26.2.11

Preis!

Aaaaaaaaaaaaawwwww yeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeaaaahhhhh!
Fue lo primero que pensé al ver el comentario que decía que tenía un premio. ¡Me motiva muchísimo tener premios! 
Bueno, dejo mis pensamientos a un lado (hoy los pobres dejan que desear y no quiero plasmarlos) y me dedico a poner el susodicho premio:


Las reglas son: 

♡ Agradecer a quien te lo dio y poner un link en tu blog.
♡ Escribir 7 cosas sobre ti. 
♡ Dar el premio a otros 10 bloggers

Bueno, muchas, muchísimas gracias a Ana. de Smilingladybird por leerme, comentarme, por el simple hecho de que le guste mi blog y por seguirme..., bueno, tantas cositas que son innumerables... ¡Ah, bueno, claro! Y por darme el premio... (sí, tengo memoria de pez, me olvido de todo...)

♡Veamos...
  1. Mi cuarto nunca jamás estará ordenado, colecciono montañas de ropa y pirámides de zapatos; sin contar, por supuesto, tongas de papeles y libretas, bocetos, partituras...
  2. Mis grandes pasiones son componer y cantar, escribir y dibujar. Luego tengo otras tantas otras, parezco polifacética.
  3. No me gusta nada usar el sarcasmo (   .   .   .   )
  4. Soy una romántica empedernida empalagosa, algunos de mis amigos dicen que a veces me vuelvo insoportable. 
  5. He pasado siete horas seguidas leyendo sin darme cuenta.
  6. Hago sudokus nivel medio sin equivocarme, estoy desarrollando nuevas técnicas para hacer bien los difíciles.
  7. No sé si te habrás dado cuenta de que el número tres es un sarcasmo. Pero no soy sarcástica, ¡cosas tuyas!

♡Los premiados:
Realmente no hay mucha más gente que quiera premiar, o que realmente merezca un premio, o gente que sí lo merece pero no renueva el blog desde hace siglos...
Bueno, ahí queda eso, con mis mejores deseos :)

A más de mil millas.

Hoy Mae tiene mariposillas en el estómago. No sabe por qué habla de sí en tercera, supone que así le resulta más fácil expresarse, como si no fuera ella ni su vida, como si se tratase de otra persona.
Algo ha renacido en ella. Algo que no sentía desde hacía bastante. Una ilusión, una esperanza habita en su alma. Algo que no es realmente comparable con nada anterior. Algo hermoso y floreciente. Lo que nunca.
Pero claro, no existe el blanco perfecto, el de Mae es más bien grisáceo. Una red llamada realidad se ha echado sobre esas mariposillas y las ha atrapado, presionándolas y afligiéndolas. La realidad es la distancia, algo imposible de salvar, tres mil kilómetros de agua y tres horas de avión es mucho. Demasiado para ser soportable
Quiero verte, sentirte, abrazarte y besarte como a nadie. Pero no, tenía que tocarme la mala serte de vivir tan lejos. Me cago en la puta distancia cada día.

17.2.11

Querido hermano:

Hoy, quiero dedicarte una entrada.
¿Por qué? Porque eres mi todo, que yo por ti daría toda mi maldita vida, si hay que donar un riñón, lo dono; si hay que donar la mitad de mi sangre, la dono; si hay que darte un pulmón, yo soy la primera que te lo da; incluso si necesitases un corazón nuevo yo me ofrecería voluntaria para dártelo.
Porque eres la única persona que realmente me importa en el mundo, porque el único valor que pongo en mi vida eres tú, porque si tú estás feliz, yo también estoy feliz...
Que si el día de mañana me tengo que llevar una paliza por ti, me la llevo. Si tengo que cargarme una bronca de quien tú ya sabes, me la cargo. Si tengo que encubrirte, te encubro.

Porque, realmente, mi vida no tiene mucho valor para mí. El valor eres .

Nada me importa si no estás tú para disfrutarlo. Porque, sé que si me ves feliz, te pondrás feliz, tú eres el motivo por el cual yo sigo luchando. Por el cual me niego rotundamente a acabar con todo de una vez; sería mucho más fácil, pero, ¿sabes? No lo hago por ti, porque no te pienso dejar atrás. No pienso dejar que sigas mis pasos y acabes siendo un infeliz como soy yo ahora. Antes muero.
Quiero que seas feliz, porque (aunque a veces no te lo demuestre) te quiero.

Lo siento, necesitaba escribir algo así. 

15.2.11

Respeto.

Veamos...
Hace exactamente tres semanas, corté con C***. Bueno, no acabábamos de encajar, y yo no podía sostener la situación sin sentirme algo mentirosa, creo. El caso es que quedamos de "amigos" (aunque obviamente, y ambos sabemos, nunca volverá a ser lo mismo); y pudiera haber sido peor, ¿no? Podría haberse enfadado conmigo o algo así. Pero no lo hizo, lo veo bien.

Lo que pasa, es que ya se ha buscado a otra. Me quedo yo pensando: yo no salgo con nadie ahora por respeto, y él mira qué rápido se ha arrimado a otra. Creo que me enfada un poco. No es que me sienta celosa ni nada, él que esté con quien quiera, pero aún así no me parece del todo bien. Pienso que yo no le debía importar mucho si se arrimó a otra tan deprisa. Supongo que no consigo enamorar de verdad a nadie... 

En cualquier caso, me las trae. Que haga lo que quiera, que salga con quien quiera, que le tenga aprecio a quien quiera. Sólo me siento un poquito traicionada en mi orgullo. Y yo que no salía con nadie por la simple razón de que pensaba guardar las formas...

14.2.11

14 de febrero

Puke rainbows.
Otro año que lo paso sola. Pero, ¿sabes qué? Que me da igual.

8.2.11

Ansiedad

Noto que el aire me comienza a faltar. Estoy furibunda, fuera de mis cabales, mis ojos chispean ira; casi parece que todo va a prender a mi alrededor.
No paro de gritar incoherencias con toda la fuerza de mis pulmones. Mi voz no tiembla como otras veces, sino que sale disparada, al igual que las lágrimas.
Cierran la puerta por la que intentaba irme. Se me acelera la respiración. ¿Intentan atraparme? No... No pueden. Rehuyo su contacto cuando intentan calmarme, inquieta. No me consigo calmar. No tengo aire. Me asfixio.
Huyo a mi cuarto. La ansiedad puede conmigo. Cúter. Cúter. Cúter. ¿Dónde mierda estás, maldito cúter? No lo encuentro. La canción de Thursday, In silence,, se entremezcla con mis pensamientos justo en el minuto 2:10. Maldita canción.
Hago un esfuerzo por calmarme y me tiro en la cama a la vez que le doy al play de mi móvil. Nobody's home, de Avril Lavigne, me recuerda mi maldita suerte.
¿Soluciones?
Acabar con esta vida.